• Dirección: Sandra Rozental y Jesse Lerner
  • Producción: Sandra Rozental y Jesse Lerner
  • Investigación: Sandra Rozental
  • Fotografía y edición: Jesse Lerner
  • Sonido: Michael Kowalski, Sara Harris
  • Música: Familia Chavarría
  • Productoras: FOPROCINE, INAH, El Egipto Americano, S.A.
  • Locación: San Miguel Coatlinchán, Estado de México; Distrito Federal (México); Houston (Estados Unidos)
  • Con la participación de: Juan Manuel Garay Cadena, Dulce María Galicia González, Marcelo Ortíz Sánchez, Maria de la Luz Trujano García, Salvador Suárez Hernández, Jeffrey R. Parsons, Guadalupe Villarreal Galicia, Pedro García Nava, Pedro Ramírez Vázquez, Enrique del Valle Prieto, Antonio López Rivera, Amado Sánchez Garay, José Chavarría Mancilla, Juan Pichardo, Israel Martínez Trujano, Juan Francisco López, Miguel León Portilla, y Jaime Torres Bodet.
  • Duración: 82 min


  • En 1964, la piedra tallada más grande de América fue trasladada por medio de una impresionante maniobra de ingeniería desde el pueblo de San Miguel Coatlinchan, en el Municipio de Texcoco, hasta el Museo Nacional de Antropología en la Ciudad de México. La extracción del monolito, que representa una deidad prehispánica del agua, detonó una rebelión entre los habitantes del pueblo y, la consecuente intervención del ejército.

    Hoy en día, la enorme mole se encuentra erguida como monumento urbano, transformado en uno de los principales iconos de la identidad nacional. En contraparte, los habitantes de Coatlinchan aseguran que desde que se llevaron la piedra dejó de llover en su territorio. La piedra ausente se aparece por doquier en Coatlinchan: permanece en los recuerdos de sus habitantes y ronda las calles del pueblo en un sinnúmero de reproducciones y réplicas. Recurriendo a animaciones, material de archivo de los años sesenta, y filmaciones actuales con los actores principales del traslado, este documental explora la relevancia de las ruinas del pasado en el presente.