Las secuencias animadas son una parte muy importante del documental. Nos han permitido mostrar procesos históricos reales, pero desde una mirada lúdica, con humor e irreverencia hacia las grandes narrativas de la historia. Utilizamos mucho material fotográfico de archivo sobre el traslado del monolito recopilado durante la pre-producción del documental, así como materiales de códices y fotografías de otros traslados que fueron resultado de una búsqueda iconográfica realizada por Paula Arroio Sandoval. Quisimos trabajar con animadores que lograran un resultado muy artesanal, cuadro por cuadro, haciendo espejo al proceso de filmación del documental que fue realizado con un equipo mínimo de producción y en formato de cine. Así, trabajamos con el colectivo Viumasters para armar un multiplano diseñado ex profeso por ellos y un herrero de una colonia cercana a quien le dibujaron su máquina de sueños en una servilleta. Ya de regreso en su taller, con tijeras, pinceles y plumas en mano, y con un equipo de ayudantes estrella, los Viumasters lograron la textura muy especial de estas animaciones y personajes que nos guían por mapas, cerros y mares, en búsqueda de la piedra ausente...
La leyenda de Moctezuma y la piedra más grande de su reino está inspirada en las historias del Códice Durán. En esta animación el entorno del Valle de México del Siglo XVI fue recreado rigurosamente con el fin de ambientar, cuadro a cuadro, los desplantes del Huey Tlatoani. Una odisea protagonizada por tamemes, una piedra parlante y el Rey de la Gran Tenochtitlán.

La humanidad ha intentado, en reiteradas ocasiones, desplazar objetos colosales a través de grandes distancias. En este collage exuberante se recorren con ironía algunos de esos momentos, que sin duda han marcado historia.

El mítico traslado del gran monolito el 16 de abril de 1964 desde el pueblo de San Miguel Coatlinchan al Bosque de Chapultepec es revivido en forma de animación documental, misma que dibuja, en sentido inverso, la ruta trazada por el convoy aquel día. Un homenaje a los testigos del abrumador desplazamiento y un fino registro fotográfico animado.